Día sin compra, haced el intento

Comparte esta nota 25.11.05

Hoy 25 de noviembre es el día sin compra (al menos en España) y esta es un de esas causas con las que simpatizo plenamente. A nadie le voy a decir que tiene que hacer con su vida, pero al menos creo que puedo compartir mi opinión y experiencia personal al respecto.

La felicidad no se compra

La foto que aparece sobre estas líneas proviene del sitio de la agrupación ConsumeHastaMorir. En su caso parece que la principal motivación para impulsar una actitud más coherente respecto al consumo parece provenir de intereses ecologistas.

En mi caso, yo defiendo esta idea aunque con objetivos muy distintos. Estando apenas a un mes de ser padre, me gustaría que mis hijos vivieran en un mundo mucho menos consumista y si más humanizado.

Hace 2 años dejé Madrid para venirme a Uruguay. ¿Cuántas veces me habrá tocado explicar por qué?.

Mi situación en la capital española, con mis 25 años cuando tomé la decisión, era lo que se podía considerar como excelente: Un muy buen empleo en Ya.com con bastante porvenir, 2 coches (el mío y el de Isabel), un piso del que había pagado ya los dos primeros años, salir todos los fines de semanas y la posibilidad de comprarme muchos caprichos.

Había conseguido tener una “vida estándar modelo full equipe” en un tiempo record. Sin embargo, sentía grandes inquietudes debido a algunos síntomas que me preocuban: Varias visitas semanales al MediaMarkt (tienda de gadgets por excelencia), con menos frecuencia pero lo mismo con Ikea, fantasear con coches que podría llegar a comprarme y sin embargo, nada me hacía más feliz que ese viaje anual a Uruguay. Esos increibles 15 días en el campo, en los que normalmente apenas veía la televisión, te hacían estar mucho más cerca de la familia y de los amigos.

Uruguay, esa palabra la tenía clavada como una espina en la cabeza. ¿Qué misterios ocultaba?

La última vez que vine con Isabel (en plan vacaciones), me bastaron apenas dos horas desde bajarme del avión para sentir que tenía que venir a este país y durante las dos semanas que estuvimos nos pusimos de acuerdo en hacer lo contrario que se suele hacer en estos casos: nos pusimos a buscar razones para no venir a vivir aquí.

El resultado fue revelador. Si de la lista eliminabamos los motivos relacionados con la vida consumista que teníamos, no quedaban razones para no hacerlo y fue entonces cuando entendí finalmente que tal vez ese era la causar por la cual este país nos atría tanto. Fue muy fácil tomar la decisión.

Bastante más difícil fue hacer pública la decisión. Las reacciones de algunas personas nunca dejarán de sorprenderme, hubo personas muy cercanas que reaccionaron mal, casi como si fuera algo personal. No fue sino hasta mucho tiempo después que llegue a la conclusión que en esos casos, nuestra decisión hizo tambalear los cimientos de sus vidas, por que a fin de cuenta, las “vidas estándar modelo full equip” tienen gran aceptación en cualquier “país desarrollado”.

No tengo nada en contra de ellas, pero a mi desde luego no me sirven, no cubren mis necesidades y sobre todo, no me motivan los más mínimo. Odiaba esa sensación de poder imaginarme lo que pasaría durante los siguientes 20 años de mi vida. Estoy seguro que con mucha exactitud podría haber calculado el número de veces que hubiera ido al cine, a la bolera, cuantos minutos de móvil consumiría y cuantas lavadoras iba a tener.

Hay personas que piensan justo al contrario y adoran esa sensación de seguridad. No se si es por que creen que es una forma de ver el futuro, por evitar pensar en sobresaltos que todas maneras tendrán (y para los que estarán menos preparados) o si es el efecto lobotomizador de la sociedad de consumo.

De todas formas, no puedo dármelas de heroe. Yo formaba parte de esa maquinaria perfectamente engrasada y no es fácil abandonar todas las viejas costumbres y aún así, resulta increible como ha cambiado todo.

Para terminar de entender qué es lo que realmente me fascina de este país habría que observar muchos detalles, como por ejemplo comparar pequeñas diferencias en los supermercados. Nunca vi tantos tipos de harina o en general tantos ingredientes para cocinar, en Madrid todo estaba ya listo y preparado para ser consumido en el acto.Ahora, ¡tendrían que vernos cocinar!.

En fin, ya para concluir, cuando uno da tantas veces la misma explicación al final se intenta sintetizar la respuesta elaborada en unas pocas frases o conceptos y para la pregunta de por qué me fui a Uruguay siempre suelo esta (además de otras que contemplan otros aspectos): estoy engañando al tiempo, Uruguay es como España hace 20 años, pero con conexión a Internet.

Hay miles de matices que no se contemplan en esa frase, pero dado que hoy es el día sin compra (se suponía que iba a escribir de eso) me pareció interesante dar mi punto de vista y respecto al día de hoy:

Si tienen que comprar algo, hagánlo, pero al menos dediquen un par de minutos a pensar en el tema, nunca se sabe.

28 comentarios

Matias

25.11.05

Quiero un bmw x5

Alex

25.11.05

¿Y encontraste trabajo en Uruguay de manera fácil? ¿Qué nivel de vida tiene? ¿Cual es el precio de los pisos?

Un saludo

Walter

25.11.05

Aquí, actualmente, tengo la empresa que monté al llegar que ha ido creciendo en el último año y medio (diseño y desarrollo web).

¿Nivel de vida? esa una de las expresiones de las que me gusta huir, no entro a participar en esos rankings. Lo que si puedo decir es que tengo una CALIDAD de vida con la que no podría soñar en Madrid.

Un ambiente sano en aspectos medioambientales y sociales y gente maravillosa (alegre, cálida, cercana) allá a donde vaya.

Finalmente, contestando a tu pregunta, los precios de la vivienda son entre 3 y 4 veces menores que en un sitio como Madrid.

Quiero aclarar que Uruguay no es para todo el mundo y no es mi intención dar la sensación de que es una solución a los problemas de la vida moderna. Este es un sitio tranquilo y agradable para vivir siempre y cuando se tenga una base económica mínima, a fin de cuentas, por mucho o poco que nos guste, en casi cualquier lugar del mundo el dinero es un recurso esencial.

Lord Lankin

25.11.05

Te envidio Walter. Muchas veces he pensado, incluso planeado, irme a vivir a un pueblo en medio de la nada en Perú o Mexico, por las mismas razones que te has ido tu. Pero no podria vivir tan lejos de mi familia y mis amigos de toda la vida.

El dia sin compra no lo puedo seguir, o bajo al Mercadona u hoy no como.

Rubén Lozano

25.11.05

Me ha gustado lo de: “vida estándar modelo full equipe”

Yo opino igual que tu Walter. Cuando hablo con mi gente más cercana (amigos, compañeros de trabajo, familiares, etc) me toman por loco por no querer seguir este modelo de vida que se lleva aquí en Madrid y prácticamente en toda España.

Aquí creces, vas a la escuela, al instituto, a lo mejor a la Universidad, sales con tus amigos, te echas novia, tu primer trabajo, te casas, te compras un piso, te hipotecas para toda tu vida, tienes tu hijo o un par de ellos, vas al cine, te compras el nuevo iPod y con eso y poco más se supone que vives…esa es la vida que hay ahora mismo preestablecida, y de la que eres participe ya de por si. Sinceramente…eso me agobia, porque tengo que hacer lo que la gente se espera. Yo vivo de alquiler, no quiero comprarme un piso para estar hasta el cuello toda la vida, no quiero tener niños porque me lo impongan, o casarme…no quiero hacerlo por decreto.

¡Lo que quiero es vivir, y disfrutar la vida, ya sea en Uruguay o en China!

Ais…que desahogo por la mañana temprano :)

kingu

25.11.05

Walter,, bueno antes de nada decir que aunq no escriba mucho por aqui, es uno de los sitios q visito a menudo pues me encantan los articulos y el contenido en gral que proponeis…enhorabuena
Has descrito prácticamente punto por punto lo q siento cuando miro al futuro ( y al pasado) y las ganas de no tener ganas d comprarme el ultimo cacharrito que anuncian compulsivamente en 100 y 1 sitio, de “enchufarme” únicamente a internet para trabajar y punto pelota, y de muchas actitudes similares a las que describes… con la única diferencia que mi mujer es chilena, por lo q tengo medio, medio, solucionado donde iria a vivir allí, algo que me estoy planteando MUY seriamente, por supuesto sin contar nada a nadie más que a mi mujer pués las veces que lo he “insinuado” a amigos y , sobretodo, a la familia, las caras y actitudes no son para nada amistosas. Por eso te queria hacer un par de preguntas si eres tan amable,
1) como convenciste a tu familia y amigos que no te alejas para estar lejos de ellos y/o que les quieres igual y bla, bla bla..( todas esas cosas que te dicen cuando lo insinuas y/o comentas)
2) hechas de menos a los amigos, de aquí? es decir, por ejemplo mi caso, se que unos dias si, pero mucho tiempo, yendome ( o es lléndome? XD) no conocería a absolutamente nadie, más que a la familia de mi mujer, y claro esas veces que te apetece quedar con un amigo, jugar un partido de futbol ( o lo q sea, es la excusa únicamente) con amigos para habalr de 1000 cosas… como llevas eso?
bueno y algunas preguntas más pero no es cuestión de darte mucho la plasta pues esas 2 son las que más me preocupan.
Gracias

Walter

25.11.05

Que bueno ver que no soy el único que piensa igual.

Una cosa que también me gustaría mencionar, es que no es 100% necesario cambiar de país para lograr esa clase de cambios, aunque yo si que sentía que Madrid al final era como una “trampa”.

Antes de contestar a tus dos preguntas Kingu, Chile lo tengo pendiente en mi lista de paises por conocer, pero hasta ahora por lo que he escuchado hasta ahora, parece un sitio muy interesante también.

Dar a conocer la noticia no es sencillo. Depende mucho además del entorno en general. Tanto en la familia de Isabel como en la mía, estamos muy acostumbrados a viajar y en ambos casos, nuestros padres hicieron algo similar. Con los amigos, un poco lo mismo, pero no soy quién para dar lecciones porque sinceramente es algo que a mi se me dio muy mal y dónde me llevé enormes decepciones. En definitiva, no es fácil, pero lo que más te puede ayudar es tenerlo muy claro y explicar detenidamente tus motivos.

Respecto a echar de menos, pues es más llevadero de lo que parece. Primero, simplemente estás más lejos y cada tanto se darán oportunidades para verlos y hablar con ellos. Lo que si que te puedo garantizar, a menos que seas muy antisocial, es que te vas a sorprender la facilidad con la que puedes conocer gente nueva en estas latitudes. Los amigos si bien no se hacen de un día para otro, gracias al caracter y a la calidez de la gente en América del Sur, no se hace tan cuesta arriba como si estuvieras en una situación inversa, dejar Chile, Argentina o Uruguay para ir a España.

En cualquier caso, te deseo mucha suerte y espero que nos cuentes lo que pasa al final.

Rauto

25.11.05

La calidad de vida es un recurso que no abunda en casi ninguna capital o ciudad importante de casi ningún país.
Yo estoy en Capital Federal-Argentina y sinceramente no tanto por mí que soy bastante “antisocial”, pero por mis hijas me/nos replanteamos con mi señora la posibilidad de migrar a una ciudad del interior. Pues para los niños principalmente vivir en una capital es bastante duro, no podes dejarlos solos en ningún sitio fuera de tu casa y debes “meterlos” en un jardín, en un club, etc., no hay muchos espacios verdes, sacando las plazas y como que tienen cero libertad para hacer cosas. Hasta a uno le da miedo que vayan solas a ver una amiga que viva a la vuelta de tu casa. Algo que en otros lugares, ciudades más chicas no ocurre.
Uno piensa los niños se adaptan a todo, sí es cierto, pero no deja de ser una sensación horrible. Hasta ellos mismos se sienten inseguros y te piden que no te alejes mucho en una plaza o supermercado. Y eso que yo trato de no generarles una sensación de inseguridad.
Con respecto al tema de plantear una mudanza, sobre todo a los familiares, es irles diciendo yo me voy a ir a la merde de acá en cualquier momento. Aunque luego no lo hagas, saber que está en tus planes esa posibilidad los ayuda a aceptarla con mayor facilidad.

Campaña NO tabaco

25.11.05

!!Apoyamos el Día sin compra!!!…que se extienda por todo el planeta.

La sociedad de consumo lo que vende son estilos de vida. El producto o servicio es el medio. Tenemos que asumir el acto de consumo con más sentido ciudadano, en un compromiso con el planeta: Un consumidor europeo consume 15 veces más recursos naturales que uno del tercer mundo.

Pablo Rigazzi

25.11.05

Realmente Walter, cuando entré a tu sitio y a tu blog, fue porque tenemos un amigo en común, a Christian Van Der Henst, y me quedé porque me gustó primero el diseño de ambos sitios (Studio ST y este), luego por el contenido de lo “técnico”, luego por los proyectos que encaras y lo bien que te salieron, y ahora, confirmo todo el resto con este post que has puesto, y que no SABES lo que me ha puesto a pensar.

Yo nací en una gran ciudad, en Capital Federal, pero tuve la suerte de que mis padres se mudaron cuando era niño al interior, a Chubut, y allí crecí. Así que la vorágine de la vida “Full equipe” no me tocó, sino hasta que ya “crecido” volvía Capital a estudiar. Aquí tuve una hija, y si hoy por hoy, no estoy en un pueblo de Perú o México como mencionan arriba, es por ella, ya que estoy separado de la madre.

Pero lo pienso… demonios si lo pienso. Y lo deseo. Me alegro que te haya salido tan bien. Cosas asi le suceden a las personas que se atreven.

Felicitaciones.

Antonio

25.11.05

Me alegro, me alegro mucho de leer este articulo y sus comentarios, porque ahora pienso que no soy tan raro como esta sociedad te quiere hacer creer, cuando exteriorizas tus ideas sobre este tema. Yo me voy al pueblo, a respirar libre.
Saludos de un cada dia menos raro, y mas comun.

christian

25.11.05

La foto buenísima,
Es cierto estamos hechos unos consumistas tremendos. Y cuanto más dinero tenemos para gastar más queremos,
Ags.

Campaña NO tabaco

26.11.05

Quien quiera leer mas sobre el “DIA SIN COMPRA”, recomiendo el artículo que aparece en la siguiente diracción: http://www.unionradio.com.ve/Noticias/Noticia.aspx?noticiaid=152739 , titulado “Activistas invitan a no comprar en día de mayor consumo anual en Estados Unidos”.

El tema del consumo y el consumidor es de gran actualidad.

Conchita

26.11.05

Hola Walter:
Me llamo Conchita y creo que puedo ser la mama de casi todas las personas que han hecho comentarios.
Tengo 54 años, soy soltera y estoy muy desilusionada de la vida. Aunque ahora estoy de baja y me gustaria jubilarme no se si lo conseguiré. Hace dos años murió mi padre y aunque toda la vida he tenido que estar pendiente de ellos, ahora mi madre depende totalmente de mi y no puedo deshacerme de ella pues tiene 87 años. Está muy bien pero no puedo dejarla sola ya que es muy miedosa. En esta etapa de la vida estoy viendo que se me va la poca juventud que me queda y me estoy poniendo nerviosa. Tengo dos hermanos pero los hombres por lo menos lo que conozco, se desentienden de sus familiares y siempre estoy diciendo que cuando no tenga esta carga , quiero irme de mi ciudad. Temo que mis hermanos se pongan también enfermos y me toque otra vez cuidarlos a ellos, los cuales me dicen que cuando seamos mayores nos iremos a vivir todos juntos y entonces a mi se me ponen los pelos de punta. En el año 97 estuve en Marruecos y estuve viajando en coche con una amiga y me enseñó las mas famosas ciudades .También vi un documental de Tanger y estuvieron diciendo que era uno de los últimos paraisos. Yo vine encantada y siempre les digo a mis amistades que quiero irme alli pero nadie lo comprende.
Es la primera vez que he entrado en estos comentarios porque mi profesor de informatica me está enseñando todo esto poco a poco pues soy muy torpe.
Un saludo para todos y en especial para ti Walter.

Sneb

27.11.05

Felicidades, un gran “post”. Apúntame a la lista de los que te comprenden perfectamente aún no siendo tan valiente como para dar el paso que has dado tú. Yo vivo en España en un pueblo, renunciando a un sueldo más alto que podría tener en Madrid y nunca me arrepentí de mi decisión.

Toment. La cuestion es hablar. :: Lo que me hace pensar. :: November :: 2005

28.11.05

[...] a pensar en el tema, nunca se sabe. Fuente: Escrito por Walter el November 25th, 2005

toment | 28.11.05 |

Comment [...]

juan

30.11.05

Allá donde se cruzan los caminos,
donde el mar no se puede concebir,
donde regresa siempre el fugitivo,
pongamos que hablo de Madrid.

El Ocio » Día sin compra

30.11.05

[...] November 30th, 2005

El 25 del mes pasado fue el “Día sin compra” en España, Walter de HTMLife hizo una muy chida reflexión aquel día, dense el tiempo y l [...]

Klian

03.12.05

Fuiste valiente al dejar una vida acomodada para empezar una nueva.

Por cierto, tanto pagaban en Ya.com ? :)

Gonzalo

07.12.05

Simplemente, ha sido de las mejores anotaciones que he leido nunca. Vivo en una ciudad cercana a Madrid (concretamente en Alcorcón), y aunque me siento muy agusto en mi ciudad, por los espacios abiertos que están cerca de mi casa, considero que Madrid (donde tengo que ir a trabajar todos los días) es un agobio. El transporte público, las prisas, demasiada gente,…
No creo que me vaya del lugar donde vivo, porque estoy agusto, y no me siento en absoluto agobiado. Pero entiendo perfectamente las ganas de huír de las grandes ciudades.

af6ccbb3

08.12.05

af6ccbb3 af6ccbb3

Virginia

27.12.05

Vivo en Alcalá de Henares, trabajo aquí, en teoría podría venir andando al trabajo. Pero yo solita me complico la vida y me traigo el coche. Lo del consumo es muy difícil. Estuve 1 año sin coche, lo intenté, me dije: “no me hace falta”, pero al final me lo compré.

Sueño en irme al mar, me gustan mucho los barcos y vivir aquí no parece conveniente, aunque luego resulta que estás más cerca de todos lados y no te cuesta tanto llegar al mar si quieres. Me dan miedo muchas cosas. La primera que si vivo cerca del mar me pase lo que a todos los que están allí que viven de espaldas a él. Lo segundo que se cumpla eso de “Ten cuidado si tus sueños se cumplen”. Lo tercero los amigos. No soy antisocial pero me cuesta mucho hacer nuevos amigos, aquí también me siento sola pero los tengo más cerca.

Me ha encantado lo que ha escrito Conchita, yo dentro de unos años me veré así, cuidando de mis padres y de mi hermana y entonces sí que no podré huir de aquí.

Tú odias las ciudades grandes, yo las pequeñas. Sueño con irme a Barcelona o a Bilbao, que nadie me conozca, que cuando salga a la calle no me encuentre con quien no me quiero encontrar. Vivir en un pueblo, y esto lo es a pesar de sus 200.000 habitantes, tiene también muchas cosas malas.

Mi hija ha podido jugar en la calle, ha sido feliz, eso es verdad, y si ella hubiera querido hubiera podido ir a la Universidad aquí porque tenemos de todo, sin embargo se fue a Madrid. Yo la entiendo. Este mundo es un poco concéntrico, la gente con la que vives, es con la que estudias, con la que trabajas, a la que te encuentras en el mercado y cuando estás de copas.

No soy de pueblo, me crié en Barcelona, siempre tuve la imagen ideal de los pueblos hasta que conocí los de Guadalajara porque mi marido era de allí, no me gustó nada. No son mejores, no son más humanos, no tengo esa sensación.

Alcalá es una cosa intermedia, no es Madrid, pero está cerca. Lo malo es que también es un pueblo y las habladurías hacen mucho daño. Intentas vivir sin que te importe pero al final consiguen molestarte. Yo reconozco que no me importan mis vecinos, tengo mi propia vida y no necesito saber la de los demás para vivir. Ayer el presidente de la comunidad me contó que se habían separado unos vecinos, hace ya 8 meses, yo no me enteré y en la casa solo hay 8 vecinos.

Creo que la forma ideal para salir de eso que nos quieren vender es pensar en los demás, trabajar como voluntario, darle un sentido a la vida más allá de las compras y el trabajo. A mí siempre me ha funcionado, en mi vida además de mi familia y mi trabajo siempre ha estado presentado mi militancia.

Caraie

09.01.06

Hola Walter,
Valiente decisión!, en que parte de Uruguay estas viviendo?

Anonymous

25.01.06

Eres igual de consumista, lo que pasa que en un lugar donde nadie tiene nada el consumismo no vale. Y lo que vale es vivir el día a día.

Si mañana te va mal, siempre nos quedará madrid.

Y dime si ahora que no consumes tanto, con lo que te sobra haces algo por los demás. Niños con hambre, personas enfermas, ect. Y no es que tengas que ser dios, es solamente que no seas tan egoistas. Tu que te dedicas al mundo de la informática sabes que el consumismo es lo que la ha llevado a ser un negocio elite y el consumismo es la base de su desarrollo. Porque si la gente no paga o consume cuanta mierda saquen ya me contaras lo que vas vender….

Anonymous

25.01.06

Y nadie con lo que tiene el tío de la fotografía, es más infeliz que uno que no lo tiene. De hecho se ve que la foto es retocada y que el tío es irreal. Ya tendría que estar enfermo para tener esa cara. Los que promocionan estos días no suelen tener dinero, ni negocio, y en muchos casos idealistas que pasan por el lado de un mendigo y no le tiran 20 ctmos. Que no les cuesta nada y es lo unico que el mendigo necesita para vivir. Porque el no es consumista. A otro perro con ese hueso…..

Quiltro » Archivo » El día sin compras

25.07.06

[...] A través de html life y el excelente post de Walter Kobylanski, Día sin compra, haced el intento, me entero que hoy 25 de noviembre, en España al menos, se celebra el día sin compras organizado por un grupo de ecologistas en favor de una vida sin consumismo. [...]

eduardo sato cortes

07.01.07

hola waltercito, me ha dado mucho gusto leer tus comentarios cerca de tu nueva vida en uruguay, estoy de acuerdo con lo que piensas, ya que vivi los mejores dias de mi vida en la estancia de tu padre a quien recuerdo con mucho cariño todo el tiempo, y a quien me gustaria volver a ver de nuevo algun dia, no se si te acuerdas de mi pero soy el que se echaba limon en el pelo y a ti te causaba mucha risa, si walter esta en uruguay que me envie unas notas si puede es el correo de mi mujer me gustaria que cosas esta haciendo y en que cosa podria yo ayudarlo desde chile, una abrazo eduardo

Miguel

09.02.07

Hola a todos,

Tengo un ex-compañero de trabajo que a los 50 ha decidido dejarlo todo e irse a vivir a un pueblo de 20 casas en Guadalajara. Lleva ya 2 años allí y su vida ahora tiene mucho sentido. Yo tengo 34, y como tú Walter, he conseguido todo muy rápidamente. Pero realmente no soy feliz. Tengo mujer e hijo. Mi vida es pura monotonia, y no me veo con 50 años trabajando en la empresa en la que ahora estoy.

He pensado varias veces, y en ello estoy, buscar una casita en un pueblo pequeño en la sierra turolense, pero estamos tan metidos en “Matrix” que nos asusta dar el paso.

Mi principal miedo es de qué voy a vivir en un medio rural si lo único que se es estar delante de un ordenador.

No se, cada día creo que lo voy teniendo mas claro, mi mujer tambien, pero la familia, ahi la familia, esta no lo entiende. ¡como puedo dejarmi curro y mi vida full equipe para irme a un pueblo!

Deja un comentario

Cerrar
Compartir con un amigo