Show me the money

Comparte esta nota 20.07.04

Nadie puede discutir a día de hoy de que los weblogs se han convertido en un nuevo sector dentro de la Red en el que el dinero ya está fluyendo y las cifras, por ahora, no haran otra cosa que crecer.

Hace apenas 2 años los únicos que hacían algo de dinero eran los proveedores de servicios asociados al mantenimiento de weblogs: alojamientos, sistemas de gestión de contenidos y poco más. Hoy día Google es dueña de una de las principales empresas del sector, Blogger, y además cuenta con muy dignos rivales. Las cifras y la inversión que genera en torno a los weblogs es cada día mayor.

No obstante, lo más curioso de este fenómeno es que los auténticos motores de esta revolución, los escritores, eran en su conjunto quienes menos dinero hacían. Los medios al alcance de un usuario de nivel medio-alto para generar ingresos no iban mucho más allá de los “donate” de Paypal, los programas de afiliación de Amazon o las camisetas y tazas que pudieran vender a través de Cafepress.

Sin embargo hay una especie de ley que siempre se cumple en Internet: donde hay tráfico hay dinero. Después de pasados unos años los weblogs comienzan a crecer juntos, ayudandose los unos a los otros y el resultado de tanto esfuerzo es, en Internet, siempre el mismo: tráfico, visitas, visitantes… dinero.

La simbiosis perfecta
Fue entonces cuando Google y los weblogs se encontraron mutuamente en una simbiosis casi perfecta. Google quería imponer su sistema publicitario basado en el contexto del soporte y los escritores buscaban un sistema “justo” a través del cual generar pequeños ingresos. Google consiguió extender su red publicitaria en tiempo record y los escritores colaboraron de forma determinante para que esto sucediera. Al final parece que la compra de Blogger.com por parte de Google fue un gesto de agradecimiento a esta comunidad, además de una forma excelente de seguir extendiendo su red Google Ads.

Ahora bien, Google no enriqueció a nadie, pero demostró que los weblogs podían ser una fuente de ingresos, lo que hizo que los más ingeniosos y/o ambiciosos se pusieran a trabajar en ello.

Finalmente, hoy tenemos ejemplos perfectos de lo que nos espera: Blogs patrocinados, con mucha publicidad y sí, muy buenos contenidos.

Después de todos estos años nos damos cuenta de que no hemos inventado nada nuevo, pero al menos hemos conseguido demostrar cómo nunca la teoría de que: los buenos contenidos Venden.

6 comentarios

mariano

21.07.04

walter… hace un tiempo no entraba aca (un par de dias :P) y me encuentro un cambio de la hostia.Felicitaciones

Con respecto al tema del post, creo qee gizmodo no es estrictamente un blog patrocinado; creo que es un blog con publicidad simplemente; pero hay un paso más alla en este estilo de blogs..
Un buen blog patrocinado es Thefeature.com que reciben guita de UNA sola empresa.. pero que si tienen que criticarla no lo dudan y los contenidos son excelentes.

P.D.: y la sorpresa??? :S

Walter

21.07.04

Mariano, Mariano, tenemos que trabajar un poquito más esa paciencia :-) Pronto…

Respecto al sitio, me alegro que te guste, decidí convertir este viejo weblog en un sitio decente con el que dar a conocer nuestro estudio y nuestras capacidades.

Pero todo esto hay que hacerlo poco a poco, prefiero ir despacio y sobre seguro. No quiero empezar algo que no pueda acabar o mantener.

Y por último, muchas gracias.

Jam

21.07.04

Tú lo has dicho, ha sido cuestión de tiempo; como decían Les Luthiers, “Time is money” (el tiempo es un maní). Un abrazote y felicidades por tu nuevo y sorprendente look. ;-)

mark

02.08.04

Aquí hay un artículo respecto a la mente (no escritor) detrás de Gizmodo, Fleshbot, Wonkette y Gawker: Nick Denton Probablemente ya lo hayas leído, esta muy interesante.

martin

21.06.05

te adoro saber que me siento muy solo quiero una mujer 18 -20
sabes puienso que me voy a murir

Anonymous

26.12.06

}{gtlkgklffff
gñf,lkgmjmfn,ft
lfkgkkkmfmjn ljgf
gimjlkjfnk
gk jg.klmg
omngñmm g
kngjkg.,g

Deja un comentario

Cerrar
Compartir con un amigo