Si fuera un usuario promedio

Comparte esta nota 09.09.05

Estos días, si fuera un usuario promedio de Internet, estaría bastante molesto.

Después de revisar muchas de las anotaciones del festival de blogs que habla de la publicidad en Internet, donde se puede encontrar anotaciones bastante buenas con las que se puede estar o no estar de acuerdo, creo que hay un tema recurrente: la estupidez y mediocridad del usuario promedio.

Algo con lo que estoy en total desacuerdo, ya no estamos en los 90.

Yo no quiero decir con esto que hay prácticas que puedan ser más o menos éticas, pero bueno, me parece también demagógico que el único rasero que se use para medir la ética de un sitio sea la publicidad. A fin de cuentas muchos de estos sitios son “soportes publicitarios” cuando son realmente los anunciantes los que promueven, toleran y pagan por esas prácticas que todo el mundo critica.

Si se puede llegar a hacer algo para mejorar la publicidad en Internet, es evidente que es a los anunciantes a los que le tienen que llegar este tipo de mensajes, no a lo soportes publicitarios.

Por ejemplo, son varios blogs que comentan que hay publicidad encubierta de Sony en Yonkis. Lo extraño es que en vez de atacar a las prácticas del anunciante, cargan dicha responsabilidad a Yonkis mientras juegan con sus PSP.

Por otro lado volviendo al tema central, insisto, no me gustaría estar dentro de esa descripción entre líneas de usuario promedio que se puede sacar de la mayoría de esas anotaciones. Además de parecer personas de coeficiente intelectual reducido, no son capaces de distinguir entre conceptos tan básicos como arriba y abajo.

Es curioso que sean personas con capacidades reducidas solamente cuando de publicidad se está hablando. En cuanto hablamos de aplicaciones web o de otros modelos de negocio, no estoy seguro si es que se vuelven más listos de golpe o directamente si estamos hablando de otra clase de personas.

No sé, al menos a mi no me parece coherente. Aunque tal vez yo también sea un usuario promedio.

19 comentarios

mariano

09.09.05

Walter hay algo que entiendes pero no quieres aceptar (o admitir) hay ciertos temas que son mejores en plan “soy un antisistema” y “los bits son libres” y “miren que rebelde soy” cuando esto es simplemente una plataforma para lograr mas visibilidad y “reconocimiento por ser honesto”.. o sea, es una estrategia de publicidad encubierta

Basicamente en la teoria de las comunicaciones (que aplican al marketing integrado) algunos hablan de un desdoblamiento de mensaje y es cuando vos decis algo que sabes que puede ir en contra de tus “intereses” pero ganas mas porque se da un reconocimiento en la gente que te “separa” del resto aun cuando seas parte del sistema.

Algunos ejemplos los podes encontrar en publicidades de algunas bebidas y de productos masivos.. vos apostas a subir tu reconocimiento aún cuando el cliente (en este caso lector) “sofisticado” sepa que estas haciendo un doble juego… podés perder un par pero vas a ganar mas (siempre el segmento critico o sofisticado es menor).

¿Cual es el gran problema con esto? Que supuestamente los blogs eran un “aire fresco a la falta de honestidad” y en realidad terminan (solo algunos) sumándose al juego y poniendo en práctica algunas conductas peores que las criticadas.

Aca no es dificil entender de quien hablas (pero si preferiste no dar nombres no los voy a dar yo en “tu casa”) pero tienes que entender que es simplemente una estrategia publicitaria y de aumento de tráfico con simple demagogia y mentiras claras.

Pero bueno man… aca en argentina se dice “haz lo que yo digo pero no lo que yo hago” y es simplemente eso lo que estas viendo en los blogs :)

Walter

09.09.05

Bueno, yo no quiero dar más peso a nadie, no es esa mi intención, no me gusta apuntar con el dedo, de pequeño me enseñaron que eso era de mala educación y además no busco ese tipo de conflictos.

Mi intención es clara creo yo. Dejar claro que, desde mi punto de vista (uno más entre tantos), en el debate sobre la publicidad que yo he leido poco o nada se habla de los anunciantes.

De hecho, los soportes están siendo juzgados más por el mensaje que un anunciante quiere poner que por otro cualquier motivo y esa es una responsabilidad ética que recaé sobre el anunciante y nadie más.

Por otro lado, se trata con mediocridad al usuario promedio.

Luego cuando se habla de otros modelos de negocio ese mismo usuario ha duplicado sus capacidades intelectuales y económicas y eso no me parece coherente.

Walter

09.09.05

Insistiendo más en el papel de “soporte publicitario” que tienen los blogs, simplemente hay que observar la evolución de los mismos.

Los blogs se han adaptado a los anuncios que pueden poner, no son ellos quienes determinan los formatos o los contenidos sino que se limitan a adaptarse a ellos.

mariano

09.09.05

Walter, entiendo tu “diplomacia” pero si uno es capaz de entender modelos de negocio “Web 2.0″ (para usar una frase remanida pero valida) es total y absolutamente capaz de entender:

Como funciona la publicidad online
Como es la relacion anunciante-medio
Como armar una estrategia de “branding personal”
Y sobre todo.. como ser demagogo

Básicamente vos elegis tu publico, apuntas, disparas y (si lo hiciste bien) logras tus objetivos.

Te pongo el ejemplo en “decir lo contrario es negocio” lo lamentable es que mientras una empresa DEBE vender.. un blogger podría usar sus conocimientos para evangelizar.. es un camino mas largo pero mejor para todos.

mini-d

09.09.05

La publicidad no trae dolores de cabeza, sino de los que aplican y meten publicidad a los usuarios! Hay personas que cobran por un servicio e igual te meten publicidad, y parece que lo hicieran a propósito…

Walter

09.09.05

Yo en este caso no hablo en concreto de la propia naturaleza de los anuncios en las páginas, ni de como afectan o dejan de afectar a la experiencia del usuario, esa es otra cosa.

No entro en ese debate porque a todos nos gustaría la utopia de que no hiciera falta la publicidad, pero claro como vivimos en democracia y con un mercado capitalista no hay más remedio que entenderla y aceptarla como parte de nuestra forma de vida occidental.

Que hay prácticas más y menos acertadas que otras, tú sabes que estoy de acuerdo. De hecho a raiz de tu post ayer me hiciste ver que debía rectificar cosas en este modesto sitio.

Ahora bien, cuando se critica a la publicidad (marketing sería más apropiado en algunas anotaciones) como se está haciendo, yo lo único que agradecería es un poco más de coherencia y solidez.

De hecho, yo precisamente no quiero ser otro anti-todo. Me parecen sanos estos debates siempre y cuando haya coherencia entre lo que se dice y se hace.

Es muy fácil empezar a escribir un texto y acabar hablando de utopías, haciendo daño y hablando mal de gente por el camino y eso no me parece ni bueno, ni sano.

maty

09.09.05

Os olvidáis los tres de que el conocimiento se va difundiendo de arriba a abajo.

Cada vez más navegantes utilizan navegadores alternativos al IE y otros programas más o menos libres, evitando el uso de las aplicaciones por defecto de windows (el mundo linux es otro mundo, escasamente poblado de usuarios inexpertos).

Lo mismo sucede con las técnicas de filtrado de publicidad: cada vez hay más software orientado al filtrado y su uso cada vez es más trivial. Inevitablemente su uso se irá difundiendo.

Ahora algunos parecen apostar por la publicidad en los sumarios RSS, pues ya hay algunos métodos de filtrado, el más básico: utilizar un lector que permita el uso de diferentes plantillas para cada canal (por ejemplo: que sólo permita el título y un par de líneas de texto, sin imágenes).

Por ahora, la mayoría de los de escritorio se basan en IE, pero no siempre será así. Próximamente, los lectores incorporarán más facilidades de configuración, lo que redundará en una mejor eficiencia del filtrado.

El abuso publicitario ha generado la necesidad de la defensa. Sólo aquellos menos concienciados, o más inexpertos, seguirán soportando la publicidad, es decir, que comenzará a producirse un fenómeno similar al de las televisiones generalistas (bajada de la calidad de los contenidos y huida hacia otros lares menos agresivos publicitariamente).

Los usuarios más avezados, los más preparados, cada vez serán un objetivo más difícil y codiciado.

Si permitimos que la red se comercialice en exceso, perderá su atractivo.

maty

09.09.05

Os puede interesar, amén de enriquecer el debate:

¡Al abordaje!

Publicidad engañosa y estafas
http://www.blogs.telecinco.es/abordaje/post/2005/09/09/publicidad-enganosa-y-estafas

PD: No estaría de más implementar la vista previa de los comentarios y así facilitar una mejor edición.

Walter

09.09.05

Maty, con tu primera anotación vienes a demostrar como aquellos que están cansados de la publicidad desarrollan métodos de defensa.

Un ejemplo más de que el usuario promedio lejos está de ser un inepto.

Tu sacas un tema más, que es el del spam. Una práctica odiosa, que no se puede ni se debe defender. Una vez más, eso es parte de otro debate.

De hecho, yo con esta anotación no pretendo entrar en el debate sobre la publicidad. Ni defenderla, ni criticarla. Ya hay suficientes opiniones al respecto.

maty

09.09.05

“el usuario promedio lejos está de ser un inepto.”

Sin prepotencia: por desgracia, no soy un usuario promedio, como puede corroborarse en mi trayectoria pública en la red en castellano/español como maty estos 4 años. Cuando me comunico con los jóvenes estudiantes universitarios y verifico su deficiente preparación académica e intelectual, más pesimista me vuelvo.

Su incapacidad de aprendizaje, en especial en el autoaprendizaje, es una señal de alarma gravísima para nuestra sociedad.

Trasladado a internet, son usuarios que demandan todo lo más automatizado y cómodo posible, rehuyendo del esfuerzo, por mínimo que sea. ¿A qué si no tantos usuarios que navegan con el “motor” del IE y utilizan el nefasto nefasto nefasto Outlook y familia? Por mucho que les comentes sobre los peligros en términos de seguridad y privacidad, no modifican sus hábitos. Sólo unos pocos, bien poquitos. Ese fue uno de los motivos por lo que dejé de escribir sobre esos temas, cansado de predicar en el desierto.

Ese tipo de usuarios es el inevitable objetivo publicitario, al ser la gran mayoría. Supongo que no siempre será así, en especial tras el advenimiento del nuevo Windows Vista y sus controles de derechos digitales. Sólo cuando vean la necesidad de eludir tales controles, los usuarios se preocuparán por aprender (caso de la configuración de los programas P2P -sin secretos hoy en día- ).

Otro de los problemas es la insensibilización al bombardeo publicitario, lo que obliga a que éste cada vez sea más agresivo y llamativo, impactando básicamente en los más jóvenes (consumidores cada vez más compulsivos), y cada vez menos en el resto de personas que acumulan hartazgo publicitario.

Hasta hace bien poco, los publicistas habían acomodado sus técnicas/tácticas/campañas a los medios tradicionales, pero la realidad ha cambiado: ahora la comunicación es multidireccional, no unidireccional, de ahí el gran auge de la blogosfera.

En la medida que la información independiente a través de la red vaya afianzándose, las personas prestarán menor atención a los medios tradicionales. ¿Qué sucede con las TV generalistas estadounidenses, y ahora las españolas? Que sus seguidores cada vez tienen menor poder adquisitivo, amén de menor formación.

Al igual que en EE.UU, la fortísima inmigración procedente de países menos desarrollados, será la audiencia más importante, como se está viendo en la programación basura de las televisiones.

Pero es otro público el que acaba marcando las tendencias, no el anterior.

Resumiendo: la publicidad moderna ha de saber adaptarse a la multidireccionalidad. Si no lo hace y sigue molestando, acabará por provocar movimientos ciudadanos para pedir su restricción e incluso eliminación, factible al no ser un derecho fundamental. Aún han de pasar muchos años, creo, dado el creciente proceso de “idiotización” o, dicho de otro modo, analfabetismo funcional/tecnológico.

Walter

09.09.05

“Trasladado a internet…” bueno, mucho me temo que para hacer extrapolaciones de ese tipo hace falta apoyarse en pilares más fuertes que las experiencias propias.

Es precisamente a este tipo de cosas a las que me refiero. Esta bien, todo el mundo tiene sus teorías sus hipótesis pero se necesita algo más para exponerlas como si de una verdad absoluta se tratara.

En cualquier caso, no se como insistir (porque agradezco el esfuerzo en los comentarios) que no es de esto de lo que trata la anotación. Gracias de todos modos.

Fede

09.09.05

No estoy en contra de la publicidad online, pero solo cuando se justifique y sea necesaria.
Que un blogger promedio meta los putos adwords, con una cantidad de visitas normales, que no lo harán millonario y cuanto mucho le pagarán el hosting, me parece un gesto linyera. Me da la sensación de una pobre rata que es capaz de “ensuciar” visualmente su espacio (peor aún cuando lo hacen pasar por un menú o lo ponen por encima mismo del encabezado de su sitio) por unas monedas.
Cuando hay una estructura que mantener y sino el proyecto no es viable, ahí es otro tema. En esa situación, la publicidad es un mal necesario. Pero para pagar el hosting o comprarte un par de DVD’s… lamentable.
Tampoco entiendo por qué no se bancan la crítica y tratan de justificarla con actitudes de doble discurso o jugar a que “se está en contra”. Para mí quien pone publicidad de poca monta para cubrir pocos gastos que podría cubrir de su bolsillo, es una rata. Es como tener un spot de jabón en polvo “Querubín” haciendo en un programa de cable con una producción de 2 personas. Es rata, es de poca monta. Si no soportan que es una visión “ética” ensuciarse por tan poco, veánlo al menos como una cuestión de imagen. Es muy bajo.

Walter

09.09.05

Esta claro que un día voy a tener que escribir acerca la misteriosa transmutación que sufren ciertos posts y como la gente lee lo que quiere leer.

Pero bueno, de perdidos al río.

“Es muy bajo.”

Bueno, no soy miembro de la aristocracia ni participo en ningún concurso de popularidad. A mi no se me caen los anillos por recibir cheques de más de 100 dolares todos los mes. Evidentemente, hay otra gente a la que eso le pueden parecer migajas y en mi caso concreto no me supone gran cosa pero aún así le saco provecho.

En el país que vivo esa cifra es el sueldo de mucha gente y me parecería una falta de respeto y un gesto de prepotencia creerme que soy demasiado bueno para tan poco dinero.

No hay nada más bajo y rastrero que creerse mejor que otro por tener necesidades distintas y/o haber tenido mejor suerte en la vida.

Fede

09.09.05

Uf, qué respuesta demagógica.
Por supuesto que para mucha gente es un dinero relevante, pero vamos, quienes estamos en trabajos relacionados a Internet, sabemos que es una cantidad de dinero que se gana cómodamente con nuestro trabajo habitual. Hago incapié en el gesto. ¿Es necesario poner avisitos de poca monta, ensuciando el diseño y nuestro “trabajo” (si es que escribir boludeces en un weblog es trabajo) para gastos menores o caprichitos?. Es ahí donde yo digo “quien lo hace, me parece un linyera”. Y no porque te tenga que sobrar el dinero. Me parece una actitud ladri. No estamos hablando de un operario, alguien pobre que se pone un weblog porque no tiene otra forma de publicar en Internet, para tratar de comunicar algo relevante. En la mayoría de los casos, son geeks nabos hablando de Google, del nuevo Ipod, de Technorati y siempre la misma merda, y que pueden solventarse esos gastos tranquilamente, así que ponerse con ese discurso demagógico barato, no es muy atinado.

Walter

09.09.05

Te he contestado acerca de mi caso, te he dado cifras y motivos por los que en mis sitios hay publicidad. Si te parece demagogia barata, pues muy bien, te felicito, es lo único que tenemos por aquí.

maty

09.09.05

Es cierto que me desvié del tema original, por lo que pido disculpas a ti y a los demás lectores.

“el único rasero que se use para medir la ética de un sitio sea la publicidad”

El único no, pero es un factor a tener en cuenta. Para mí es indiferente que tengan o no publicidad, ya que generalmente no la veo (la filtro), sean bitácoras o medios digitales. El problema viene cuando la bitácora en cuestión es más o menos informativa, no personal. Una bitácora personal no tiene como objetivo la CREDIBILIDAD.

A ver si me explico mejor con un ejemplo: supongamos que tengo una bitácora sobre seguridad y en ella aparece publicidad de diferentes productos. Imaginemos que uno de ellos sea alguno de los deficientes productos de PANDA, ¿seré capaz de denunciar sus deficiencias públicamente? Por ahora se genera poco dinero con la publicidad online, salvo aquella relacionada con la pornografía, juegos online y demás, pero tal vez llegue un momento en que no sea así, como sucede con algunas webs/bitácoras estadounidenses.

Es decir, si la publicidad está relacionada con temas tratados habitualmente en el blog, el conflicto de intereses puede plantearse. Si el weblog anterior alojase publicidad de discográficas, difícilmente afectaría, claro que probablemente no interesaría al anunciante.

Los navegantes “enganchados” con las bitácoras no suelen ser usuarios promedio, me parece. A medida que se vayan popularizando lo serán, es inevitable.

Desde el momento en que uno entra en el juego publicitario, ya sea como anunciante o vendedor del soporte, se es copartícipe de los efectos/secuelas/malas o buenas prácticas. No me parece un argumento válido descargar la responsabilidad exclusivamente en los anunciantes o empresas publicitarias. Uno también ha de responsabilizarse de todo aquello que incruste, VOLUNTARIAMENTE, en las páginas. Si está disconforme puede rescindirla sin más, siempre y cuando no viva casi exclusivamente de ella.

“¿Cual es el gran problema con esto? Que supuestamente los blogs eran un “aire fresco a la falta de honestidad” y en realidad terminan (solo algunos) sumándose al juego y poniendo en práctica algunas conductas peores que las criticadas.”

Te equivocas, lo verdaderamente importante es la persona, el editor, no el sistema de publicación en la red. La ética y/o moral de los autores es lo que cuenta. El devenir del tiempo y la trayectoria personal en la red serán los filtros. Por ahora la blogosfera es un fenómeno relativamente incipiente, así que casi toda ella es un “totum revolutum”, pero no siempre será así, digo. Muchos intentan sobresalir del resto mediante el enlace endogámico, mesurable, pero cada vez menos representativo. Si prescindes de la publicidad, puedes centrarte en los contenidos, en su calidad, sin prisas. Si se es constante, los frutos acabarán llegando.

****************************************************************

Frutos: para mí son las distintas amistades virtuales que voy trabando, el conocer a personas con mucho background detrás, personas que pueden ayudarme a adentrarme en nuevos campos del conocimiento, a replantearme asuntos que los daba por supuestos,… en definitiva, a enriquecerme como persona. Para otros, probablemente sea la egolatría, el aparentar, el ser conocido,… allá ellos, si así son felices, adelante.

Lo que he escrito hasta ahora sólo está basado en mis impresiones, no en estudio alguno, mas creo estar lo suficientemente bregado para opinar con una cierta base.

Walter

10.09.05

Mhmm que bueno ver que se retoma el tema.

Respecto al problema de la credibilidad, creo que la inclusión de publicidad no es un factor que la pueda hacer disminuir. Son los actos posteriores los que pudieran ser cuestionados, como por ejemplo realzar el producto anunciado.

Por otro lado es cierto que unos u otros pueden tomar algunas medidas en sus blogs para mantener cierta ética en los mensajes publicitarios, pero para un sitio con intereses puramente comerciales (unidades de negocio) es mucho pedir que muerda la mano que le da de comer.

La Papelera » Festival de Blogs II: Publicidad en la red (Desenlace)

11.09.05

[...] unos formatos, como ya he dicho, que la publicidad en sí. Walter de htmllife, comenta en Si fuera un usuario promedio, que en este tema algunos bloggers tratan a los nave [...]

Test

24.03.07

Hello

G’night

Deja un comentario

Cerrar
Compartir con un amigo